Cualquier tipo de intervención puede resultar muy estresante. Simplemente con su presencia y apoyo puede ayudar mucho a un amigo o a un miembro de la familia. Debido a que un paciente que ha sido intervenido de cataratas no puede conducir durante al menos 24 horas después de la intervención, su papel más importante puede ser el de chofer.

Antes de la familiares

Muchos de los cuidadores acuden a la cita que tiene lugar antes de la intervención, sirven de ayuda para escuchar las recomendaciones e instrucciones preparatorias para la intervención. Es probable que el paciente se olvide de hacer alguna pregunta importante o que necesite ayuda para recordar las medicaciones que toma.

El día de la intervención

El día de la intervención, es necesario llevar al paciente al hospital o al centro quirúrgico y después a casa. Todo el proceso llevará de dos a tres horas, pero el paciente no podrá reanudar sus tareas cotidianas, como conducir, durante 24 horas.

Puede que tenga que recoger alguna medicación postoperatoria, asegúrese de que el paciente no se descubre el ojo o lleva a cabo alguna actividad intensa.

El día después de la intervención

Si puede, quizá desee ayudar al paciente en la administración de las medicaciones postoperatorias, que seguramente incluirán antibióticos y gotas antiinflamatorias. El paciente, además, tendrá que volver a la consulta del médico para una cita postoperatoria.

Preparando la impresión de cirugía de cataratas (PDF, 41k)